Economía

El 95 % de las empresas de Europa confían en una evolución favorable para sus negocios durante los próximos cinco años

By 18th marzo 2020 No Comments

Un informe de BDO destaca que el Brexit, el aumento de la competencia y una nueva crisis financiera son algunas de las principales preocupaciones de los empresarios europeos

El 95 % de las empresas de Europa se muestran optimistas con la evolución de sus negocios durante los próximos cinco años, según el estudio Ensuring a leadership position in 2025: How European business leaders can respond to market disruption and gain competitive advantage, elaborado por BDO,  www.BDO.es/publicaciones  una de las mayores organizaciones globales de servicios profesionales, que ha recogido las valoraciones de más de 200 altos ejecutivos de distintas compañías europeas. 

Las empresas de Europa se encuentran operando en un entorno macroeconómico difícil. En los últimos cinco años, la economía europea ha crecido de media menos de un 2 % anual. La perspectiva a medio plazo es de un crecimiento moderado del PIB de tan solo el 1,4 % anual en 2020 y 2021.

En este contexto, ¿cómo van a continuar los negocios con sus estrategias de crecimiento? El informe de BDO revela que las empresas de Europa mantienen su ambición en sus planes de crecimiento, con el foco puesto en la transformación.

 El informe de BDO ha identificado los cinco factores que confirman que las empresas en Europa estarían preparadas para la disrupción, algo que hoy es palpable: crecimiento rápido, inversiones estratégicas, expansión internacional, preparación y prevención de riesgos críticos del negocio y el compromiso serio desde los líderes empresariales por el medioambiente.

En línea con esta percepción de una coyuntura favorable para los negocios, más de un tercio de las empresas europeas (35 %) basará sus planes de negocio en estrategias agresivas de crecimiento de ingresos y en la entrada en nuevos mercados durante los próximos cinco años para lograr una mejor posición en su sector. Un 31 % tiene como objetivo mejorar la rentabilidad de su organización, un 29 % de los encuestados se centrará en mantener su actual estatus de liderazgo y tan solo un 5 % prevé el declive de su empresa.

El estudio, que recoge la percepción de 215 altos directivos empresariales de siete países europeos (España, Bélgica, Dinamarca, Alemania, Italia, Noruega y Reino Unido), detalla que, en base a esas perspectivas positivas de futuro, la mayoría de las organizaciones europeas cuentan con sólidas estrategias de crecimiento empresarial pese a los desafíos que presenta el entorno operativo externo, como el Brexit, el crecimiento de la competencia o el reto tecnológico.

Para garantizar el liderazgo en los próximos cinco años, para las empresas de Europa el factor principal es atraer y retener talento de calidad según un 22 % de las mismas. Le sigue de cerca la adopción de nuevas tecnologías y soluciones digitales, con un 15 %, la mejora de los productos y servicios ya existentes, con un 13 %, y el lanzamiento de nuevos productos y servicios, con un 11 %.

Para Alfonso Osorio, presidente de BDO en España: “Nuestro informe confirma que los líderes empresariales cuentan con nuevos desafíos, como las tecnologías emergentes, el futuro de la agenda de trabajo, asuntos medioambientales y sostenibilidad. Con el agotamiento de los recursos naturales, el crecimiento económico sin restricciones ya no se ve como algo factible. Las generaciones jóvenes, que son el talento del futuro, en particular, esperan ver la agenda sobre sostenibilidad en los consejos”.

Alfonso Osorio Iturmendi

Brexit, principal amenaza en Europa

Aunque los empresarios son optimistas respecto al futuro de sus empresas, no lo son tanto sobre el tejido empresarial de su país. La mayoría de los encuestados, 31 %, cree que el clima empresarial de su país va a empeorar en los próximos años, frente al 15 % que confía en una mejoría.

En el caso del Mercado Común europeo las previsiones son más pesimistas. Un 39 % de los encuestados cree que las condiciones en Europa van a empeorar en los próximos seis meses y solo un 13 % considera que irán a mejor. Este bajo nivel de confianza económica y comercial puede repercutir negativamente en la disposición de las empresas a invertir en el futuro.

La principal incertidumbre en Europa para las empresas es el Brexit, ya que el 42 % de los entrevistados cree que va a tener un impacto negativo en sus negocios y tan solo un 10 % cree que la separación de Reino Unido de Europa le reportará beneficios. El aumento de la política populista y nacionalista en Europa también es citado por un 38 % de los empresarios como un factor de impacto negativo en su organización por las posibles imposiciones o el límite al comercio internacional.

La transformación digital como pilar del crecimiento empresarial

La agenda de transformación digital es uno de los pilares del futuro empresarial europeo, según los encuestados. Aunque menos del 25 % de empresas confía en su capacidad de estar al día con las nuevas tecnologías, hay un 69 % de empresarios que cree que la transformación digital tendrá un impacto general positivo en su organización.

Por ello, un 54 % reconoce que su empresa necesita un cambio transformador dentro de sus funciones tecnológicas. De hecho, es la principal área donde creen que deben cambiar en los próximos cinco años, seguida por la transformación en la investigación y el desarrollo (31 %) y por el cambio la provisión de productos y servicios (29 %).

El 65 % de los encuestados cree que la transición a un modelo de negocio sin carbono es una de las líneas esenciales en su estrategia para los próximos cinco años. De hecho, el 39 % de los empresarios considera que los objetivos de emisiones establecidos por la Unión Europea serán beneficiosos para su negocio frente al 15 % que considera que la adaptación a dichos objetivos podría perjudicarle.

 Algunas de las transformaciones significativas que están adoptando están empresas son: utilización de materiales más sostenibles, mayor reciclaje, compensación de las emisiones de carbono y reducción de los vuelos para utilizar otras opciones de transporte más ecológicas.

Debido a la implantación de mejoras tecnológicas, los entrevistados creen que podrían producirse cambios significativos en las rutinas de trabajo, empezando por el trabajo remoto, ya que más de cuatro de cada diez (43 %) empresarios cree que el trabajo remoto aumentará significativamente de aquí a 2025.

 Sin embargo, esta cifra varía significativamente en función del país. En España, por ejemplo, el 81 % de los encuestados prevé este aumento mientras que en Alemania o Reino Unido tan solo lo contemplan el 23 % de los empresarios.

El CEO de la región EMEA de BDO, Trond-Morten Lidnberg, comenta: “Si el talento es un área prioritaria de inversión, es imperativo que comprendamos claramente todas las diferencias generacionales y lo que la nueva generación espera de sus empleadores, haciendo que cada empleado, independientemente de su edad, se sienta comprometido.

 La generación más joven querrá ganar en eficiencia gracias a la digitalización y la tecnología. Igualmente, los jóvenes esperan que ese beneficio se invierta en un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal, en medidas de sostenibilidad y medioambiente y en garantizar la igualdad”.

Hay una preocupación generalizada entre los entrevistados por el nivel de preparación para enfrentarse en el futuro al entorno cambiante. Por ejemplo, más de una cuarta parte (27 %) de los líderes empresariales europeos cree que la entrada de nuevos competidores en su nicho de mercado podría tener un impacto negativo en su negocio en los próximos cinco años. Además, una cantidad similar de empresarios (26 %) no confía en su capacidad para protegerse contra el cibercrimen o en tener una posición financiera sólida para enfrentarse una futura crisis económica grande.

El informe de BDO identifica las diez cuestiones clave que todos los líderes empresariales deberían revisar para dirigir su estrategia en el camino de la competitividad en cada mercado.

 El CEO de la región de EMEA de BDO concluye: “Para alcanzar los retos que tienen las compañías por delante, los líderes deben crear una cultura que active a los distintos grupos de interés a plantear cuestiones fundamentales de forma ecuánime. Conocer lo que piensen las generaciones jóvenes y contemplar sus ideas para generar debates interesantes que aporten un valor real en la toma de decisiones”.

Por @LuisjaSanchez, Periodista Jurídico.

Leave a Reply

*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com