Contrato de arras confirmatorias (formulario más indicaciones para rellenarlo)

Contrato de arras confirmatorias (formulario más indicaciones para rellenarlo)

9,95€

DESCRIPCIÓN

Contrato de arras confirmatorias

Te interesa si...
Necesitas garantizar una operación valiosa. Es muy empleado en compraventa de inmuebles y vehículos. Incluye instrucciones para rellenarlo

El contrato de arras confirmatorias se emplea generalmente como garantía en compraventas de bienes inmuebles, aunque también puede utilizarse para garantizar otras operaciones. Estipula las condiciones en las que debe cumplirse el contrato principal. De este modo cuando se produjera un incumplimiento desplegará unos efectos desfavorables sobre el responsable del mismo
Ten en cuenta que las arras pueden incluirse como cláusula en un contrato de compraventa o, como se ha hecho en este caso, anexarse al contrato principal. Hemos elegido esta técnica para que resulte más fácil añadir las arras a contratos tipo o a obligaciones diferentes de la compraventa inmobiliaria (caso en el cual deberás adaptar los exponendo)

Efectos de las arras confirmatorias
El principal efecto del contrato de arras confirmatorias es probar o demostrar que existe el contrato principal mediante la entrega de una señal. Si el contrato llega a buen puerto se aplicarán al pago de la misma, descontándose del precio final. Ante el incumplimiento del comprador, el vendedor se quedará las arras. Cuando sea el vendedor quien incumpla, deberá devolver las arras dobladas. Todo ello sin perjuicio del ejercicio de acciones de cumplimiento o resolución

Cómo cumplimentarlo
- Este formulario se ha diseñado en formato .doc para que se pueda editar desde cualquier editor de texto. Incluye las cláusulas más habituales en un contrato de arras.
- Rellena los campos atendiendo a las indicaciones en rojo. En ocasiones se incluyen observaciones para hacer más versátil el contrato o explicar conceptos jurídicos
- Tras rellenarlo, imprime una copia para cada parte. Firmad el margen de cada hoja y el final de la última página

PUBLICADO POR:

Adrián Garzón Ximénez