LEXGOAPP

“Los juicios telemáticos se asentaron en plena pandemia y pueden ayudar en el futuro a mejorar la administración de justicia”

By 10th enero 2022 No Comments

Declaraciones de Luis Acayro, juez pionero en juicios telemáticos, explica que más del 80% de las vistas que gestiona son  en formato digital. 

 Reconoce que su vida ha cambiado desde que aquel 11 de  mayo del 2020 decidiera apostar por los juicios virtuales “Es una puerta abierta a la conciliación de la vida familiar y personal, al mismo tiempo”, aclara 

Luis Acayro, magistrado que cumple ahora sus primeros veinte años de profesión,  ha pasado por juzgados civiles, mixtos y contencioso hasta ser ahora el titular del juzgado 2 de lo Contencioso en Cantabria

Su apuesta por los juicios virtuales le ha abierto las puertas del mundo formativo. Es profesor del Master en Transformación Digital del Centro de Estudios Garrigues y colabora con varias universidades en esta parte de explicar cómo se implementa un juicio virtual.

En este año 2022, ¿Qué escenario espera para el desarrollo de los juicios telemáticos en nuestro país?

Es complicado dar una respuesta global porque dependerá de los medios que ponga el Ministerio en los llamados “territorios Ministerio”, de los que ponga cada Comunidad Autónoma en los casos en los que haya cesión de competencias, del impulso que pueda darle cada Tribunal Superior de Justicia, porque no todos comparten los mismos planteamientos y, finalmente, de la actitud de cada Juzgado. 

De hecho, podría  darse la circunstancia de que dos Juzgados, en el mismo partido judicial de una CCAA y con los mismos medios tecnológicos, uno celebre juicios telemáticos y utilice todas las herramientas de gestión de las que dispone y, el otro, siga igual que antes de la pandemia.

¿Qué balance puede hacer de estos casi dos años que han vivido estos juicios virtuales hasta la fecha?

El año que acabamos de dejar atrás, 2021, en lo que se refiere a la implantación de los juicios telemáticos y la transformación tecnológica en la administración de Justicia, no se entiende sin el 2020. 

La complicada realidad que vivíamos fue el revulsivo necesario para sacudir un sistema que no se caracteriza precisamente por su talante innovador. 

Pero, los pasados doce meses han significado la consolidación de estos procedimientos y, a la vez, el inicio de otros proyectos que apuntalan el proceso de modernización de la justicia.

Dicho esto, creo que el balance ha sido muy bueno porque nos ha permitido continuar funcionando a pesar de todas las complicaciones de movilidad derivadas de la pandemia y decenas de miles de abogados de toda España han podido celebrar sus vistas sin necesidad de desplazarse y con plenas garantías procesales. 

En nuestro caso, la transformación digital y el nuevo marco de trabajo nos ha permitido que ahora tengamos un Juzgado acorde al siglo XXI: moderno, ágil y eficaz pudiendo no sólo celebrar vistas telemáticas sino también el disponer de otras herramientas de gestión, como el expediente electrónico, una agenda judicial electrónica que permite avisar a las partes con antelación suficiente y la posibilidad de poder trabajar con flujos de datos. 

Luís Acayro Sanchez, Magistrado

¿Qué reformas legislativas son necesarias para que estos juicios telemáticos sigan creciendo y cumpliendo el papel que se espera de ellos?

La experiencia nos dice que cualquier cambio en la administración de justicia es muy complejo, requiere mucho consenso.

Por ello más allá de las reformas legislativas en marcha, creo que su éxito dependerá más de que se dote a todos los juzgados con los mismos medios y de que se incentive la formación de los operadores jurídicos para que su empleo sea percibido como una mejora para todos.

¿Qué supuestos se han consolidando para el desarrollo de estos juicios virtuales en nuestro país?

Todos aquellos supuestos con una parte documental notable puede ser objeto de un juicio telemático. La cobertura legal ya existe tanto a nivel nacional como europeo.

A nivel europeo, el pasado 30 de julio de 2021, la Comisión Europea para la eficiencia de la justicia del Consejo de Europa aprobó las directrices mínimas claves que son aplicables para preservar su validez y emplaza expresamente a los países de la Unión a establecer un marco legal que proporcione una base clara para la celebración de las audiencias online que garantice la equidad general del proceso.

Es un documento de mucha relevancia porque indica, en 56 puntos y un apéndice, los requisitos básicos para la implementación de los juicios telemáticos que los Tribunales deben seguir.

Se trata de garantizar que el uso de la tecnología en los procedimientos judiciales no socave el derecho a un juicio justo, consagrado en el artículo 6 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH), así como que se cumple con los requisitos del Convenio para la Protección de las Personas con respecto al Tratamiento Automático de Datos Personales.  

Y en cuanto a los asuntos que se pueden gestionar en esos juicios online…

Se trata de asuntos que sean manejables procesalmente. Que tengan mucha prueba documental y pocos testigos.

 Asi se pueden hacer reclamaciones de deudas, asuntos relacionados con reclamaciones de la Seguridad Social o gestione de pensiones. En administrativo, asuntos de extranjería o multas, también pueden manejarse.

Al mismo tiempo, los juzgados de cláusulas abusivas, con un 99% de prueba documental también pueden utilizarlo para resolver los asuntos que les llegan. Asi lo hace el juzgado 5 de primera  de Alicante que lleva estos asuntos.

Captura del primer juicio telemático que gestionó el magistrado Acayro.

¿Cómo se vence la resistencia de  los abogados a formar parte de estos juicios telemáticos?

Creo que deberían probarlo sin prejuicios de ningún tipo.  El éxito de los juicios telemáticos depende que se dote a los juzgados de los medios adecuados. Si la tecnología funciona, la seguridad jurídica está garantizada.

A dia de hoy claro que hay abogados que se oponen a juicios telemáticos, es una cuestión de actitud. 

Tienen que ver como funciona la herramienta a través de programas formativos para que descubran la ventaja de usar este tipo de tecnología.

De todas formas, hay que tomar las críticas constructivas como oportunidades de mejora y, también desde esta perspectiva, se ha trabajado para progresar.

 Usted recientemente ha estado en Bulgaria, con jueces españoles y otros colegas europeos ¿Qué diferencias se pueden apreciar en la transformación digital que tiene nuestro país respecto a esos países realmente?

Todos los países están realizando una transformación digital acelerada de su Administración de Justicia. La pandemia permitió visibilizar que el expediente en papel es sinónimo de lentitud y que la Administración de Justicia no ha estado a la altura de las circunstancias. 

El cierre generalizado de los Juzgados demostró una enorme vulnerabilidad al limitarse las actuaciones a lo urgente y como buenamente se podía, produciéndose cientos de miles de suspensiones de actuaciones judiciales cuando, de haber contado con una mayor digitalización, se podría haber seguido trabajando de manera razonable. 

En el caso de España, en términos generales, tenemos una situación privilegiada si nos comparamos con nuestros colegas europeos.

A nivel formativo, parece que hay alguna Universidad que va a encabezar el movimiento de formar a los futuros abogados, alumnos de derecho, en estas prácticas,  ¿Qué le parece?

Las Universidades españolas tienen la oportunidad de ser pioneras a nivel europeo en la formación digital de sus alumnos de derecho y creo que es un gran proyecto. 

La relación entre los Juzgados y los profesionales está cambiando muy rápido. Y lo digo porque ya hay muchas causas que se resuelven sin necesidad de que ningún profesional tenga que acudir presencialmente al Juzgado al ser su tramitación 100% telemática. 

Por eso, considero que es también un buen momento para eliminar las históricas barreras entre las Universidades y los Juzgados, que se busque una mayor formación práctica de los alumnos e incidir también en su formación en habilidades técnicas en las distintas plataformas que actualmente se utilizan y en cómo mejorar la comunicación en las actuaciones telemáticas porque tienen una relevancia cada vez mayor. 

Y ya no sólo para sus futuras intervenciones en juicios telemáticos, sino para sus relaciones con otros colegas y clientes porque muchas de las reuniones ya se hacen de este modo.

Por @LuisjaSanchez, Periodista Jurídico

Leave a Reply