HERENCIASSUCESIONES

Cómo renunciar a una herencia

By 18th septiembre 2018 No Comments

QUIERO RENUNCIAR A MI HERENCIA, ¿QUÉ PUEDO HACER?

¿Alguna vez has recibido una notificación de posible herencia y no has sabido qué hacer? ¿Conoces a alguien en esta misma situación?

Cada vez es más grande el número de personas que reciben una notificación de este tipo y dudan a la hora de aceptar la herencia o despreciarla, por eso estamos aquí, para ilustrar las distintas opciones existentes en el momento que te ves declarado como heredero.

Motivos para renunciar a una herencia

Cada uno es libre de decidir qué hacer con la herencia recibida, pero siempre debe tener en cuenta que la decisión que tome será irrevocable, por lo que es algo que hay que estudiar concienzudamente.

Existen diversas variables a la hora de rechazar el legado obtenido, algunas suelen ser las más repetidas:

 

  • Las deudas que deja el fallecido son mayores que los bienes.

Uno de los principales motivos por los que se suele renunciar a una herencia es porque el fallecido deja más deudas que bienes, por ejemplo, si te dejan una herencia de 1000€ que contiene una herencia de 3000€, tendrás que saldarla con los 1000€ obtenidos de la herencia más otros 2000€ que tendrás que poner de tu bolsillo, por lo que al final las pérdidas son mayores que las ganancias y no compensa aceptar.

Esto podría “solventarse” a través de la herencia a beneficio de inventario, que explicaremos más adelante.

 

  • El impuesto de sucesiones

Pagar el impuesto de sucesiones es algo obligatorio en nuestro país sea la herencia que sea.

Este tributo consiste en una cantidad de dinero que hay que pagar a la administración pública si quieres poder acceder a la herencia. En ocasiones, esta

 

  • Deudas del heredero

En ocasiones, se suele renunciar a la herencia por el hecho de tener deudas propias, ya que esto podría provocar que los bienes heredados tuviesen que ser transferidos a sus acreedores. Para evitar esto, se suele renunciar parcialmente a la herencia para dársela a otro familiar y así al menos evitar que el patrimonio obtenido pase a manos ajenas.

 

¿Cómo renuncio a mi herencia?

Antes de poder proceder a la renuncia de la herencia, la persona de quien vamos a recibirla deberá haber fallecido, ya que, según el Código Civil, no se puede renunciar a una herencia en vida antes de que haya fallecido el testador.

Una vez está esto claro, lo siguiente que debes recordar es que la decisión que tomes frente a tu herencia es inamovible, es decir, tanto si la aceptas como si la rechazas, luego no podrás cambiar de opinión. Además, esta decisión también repercutirá sobre tus herederos, por lo que si decides repudiar el legado, tus hijos no podrán acceder a él a no ser que hayan sido designados como herederos sustitutos.

En el año 2015 entró en vigor una nueva ley, la Ley de la Jurisdicción Voluntaria, que rezaba que la renuncia debe realizarse de forma expresa y en escritura pública ante notario.

Por último, recuerda que la renuncia es total y, si decides no aceptarla a causa de las deudas del testador, también estarás renunciando a los beneficios que pudieses llevarte, como bienes, patrimonio, dinero, etc.

 

¿Quién recibirá la herencia rechazada?

Si el principal heredero repudia la herencia, se pueden dar dos situaciones:

  • A la hora de hacer el testamento, el fallecido nombró un sustituto en caso de renuncia o fallecimiento del heredero.
  • El testador no especificó a ningún sustituto, por lo que la herencia pasará a ser repartida en el siguiente orden de sucesión:
  • Descendientes
  • Ascedientes
  • Cónyuge
  • Hermanos y sobrinos
  • Colaterales hasta el 4º grado
  • El Estado

 

Quiero heredar pero no quiero las deudas

Lo más normal es que quieras disfrutar de tu herencia pero olvidándote de las deudas, para ello lo mejor es que estudies la opción de aceptación a beneficio de inventario.

Esta opción permite hacer frente a las deudas únicamente con los bienes del difunto, por lo que no estarían en juego los tuyos propios. Una vez saldadas, los bienes sobrantes, en caso de no haberlos perdido en su totalidad durante el pago de deudas, te serían entregados. Si una vez lo has estudiado, decides elegir este método deberás solicitarlo ante notario durante los 10 primeros días, o 30 en caso de vivir fuera de España, de ser conocedor de que eres heredero. Además, deberás incluir en un escrito todos los bienes incluídos en la herencia.

Una vez la solicitud ha sido aceptada, se procederá a la realización de los pagos de las deudas y, posteriormente, a la recuperación de los bienes sobrantes.

 

¿Puedo renunciar en cualquier momento?

En principio no existen plazos para renunciar a una herencia, pero sí que es verdad que, en algunos casos puede haber plazos concretos a causa de distintos factores.

  • Renunciar antes de que venza el impuesto

Es cierto que puedes rechazar la herencia en cualquier momento, pero es mucho mejor que lo hagas antes de que prescriba el Impuesto de Sucesiones, así evitarás tener que pagarlo. Al hacerlo en ese momento, dejarás claro que, desde el mismo momento del fallecimiento del testador dejamos de ser herederos y así nos evitaremos el pago.

  • Renunciar tras el vencimiento del impuesto

Si se te pasa el tiempo y realizas la renuncia una vez ha prescrito el plazo de pago el Impuesto de Sucesiones, desde el punto de vista legal se te considerará poseedor de la parte de la herencia que te corresponda por lo que, si renuncias a la herencia, será considerada como una donación al resto de herederos y por tanto, se tendría que volver a pagar un nuevo Impuesto de Sucesiones.

 

Esperamos haberte ayudado a decidir lo que hacer con tu herencia, pero si no fuese así, lo mejor será que acudas a un especialista que pueda ayudarte a resolver tu situación.

 

 

Por Laura López

Entradas relacionadas

Leave a Reply

*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com