BLOCKCHAINLEGALTECHPROTECCIÓN DE DATOS

¿Quién legalizará Blockchain? // Laura Fauqueur

By 30th julio 2018 No Comments

Por mucho que digan nuestros vecinos lusos que están bastante más atrás que España en cuestiones de LegalTech, de Blockchain y de tecnología en general, ¡el evento “Legalize Blockchain” celebrado hace unos días en Portugal nada tuvo que envidiar a los que organizamos aquí!

Durante dos días, el céntrico Hard Rock Café de Oporto fue el epicentro internacional del universo blockchain. Se debatieron las distintas problemáticas relacionadas con esta tecnología, les frenos y alicientes para conseguir una mayor adopción de la misma por parte de la sociedad, la regulación de la misma, y en especial de las criptomonedas y las ICOs.

El primer día, se expusieron casos de uso de blockchain en distintos sectores, como el de la salud, el de la energía, el de los negocios y el jurídico. Como no podía ser de otra manera, también tuvieron lugar interesantísimos debates sobre la aplicación del RGPD en relación a la blockchain, las diferencias entre privacidad y anonimato, la transparencia en la blockchain, etc.

En la segunda jornada, los ponentes se centraron en el aspecto regulatorio de las criptomonedas, de las ICOs y de los Smart Contracts. De esta forma, hemos podido conocer cómo se afronta la situación en Portugal y en otros países de dónde procedían los distintos expertos presentes. Asimismo, hemos aprendido más sobre el uso que ya hacen varias empresas cotizadas de las criptomonedas, cómo otras empresas ya usan ICOs para financiarse con éxito, cuál es el enfoque que están dando los bancos al uso de criptomonedas y blockchain, etc. Incluso se intentó vislumbrar cuál sería el uso de las criptomonedas en el futuro, pero el único consenso que hubo entre todos los asistentes fue que estas no pertenecían al futuro sino al presente, y que las criptomonedas habían llegado para quedarse…aunque no todas 😉

A este evento han acudido otros compañeros españoles como la experta Ana Garcia Rodriguez, socia y responsable del área Finance, Regulatorio y Fintech de Baker & Mckenzie, que centró su intervención en cómo el sector bancario afrontaba la llegada de la tecnología blockchain; Andrea Ortega, abogada e innovation project manager de Cuatrecasasas, habló de los programas de innovación lanzados por su despacho, de los trabajos de las empresas acogidas por Cuatrecasas Acelera, y en especial de aquellas que emplean blockchain. Pablo López, CEO de Creativigo Innovación, habló a modo introductorio de la primera jornada de la tecnología blockchain más alla de las criptomonedas.

Junto con los demás ponentes, españoles y portugueses, también estuvieron representados, aparte de España, numerosos países como Croacia, Polonia, Rusia, Francia, Reino Unido, Brasil, etc. Una muestra más, por si la duda existía, que el ecosistema blockchain no conoce de fronteras. Y precisamente, esa falta de fronteras territoriales es un cambio de paradigma que supone un rompecabezas para reguladores y legisladores, a la vez que en algunos casos insufla una inesperada libertad a quienes carecen de ella en su cotidiano.

Este evento ha reunido durante dos días a las dos comunidades que son las que ahora se preocupan por el blockchain:

–       Por una parte, los “primeros” adeptos de esta tecnología, quienes adhieren de cerca o de lejos a los principios detrás de la creación de la criptomoneda Bitcoin; quienes apuestan por una descentralización máxima e idealmente absoluta, y que están por consiguiente en lucha contra el sistema tal y como está estructurado ahora (muestra de ello, la charla “Blockchain for the people” de Miroslav Peraica que tuvo lugar el día 2).

–       Por otra, los representantes de instituciones y bancos, la abogacía tradicional (que no convencional, pues quienes se han preocupado ya por convertirse en abogados expertos en estos temas han sido muy innovadores) que, entendiendo todo el potencial de la tecnología blockchain, procura aprovechar todas las posibilidades que ofrece y aplicarla a negocios más convencionales, pero restándole todo componente ideológico.

El debate entre estos dos mundos ha sido apasionante, y de hecho no terminaba ninguna ponencia sin que nazca de forma espontánea un intenso debate posterior que en numerosas ocasiones reflejaba la presencia de ambos bandos en la sala.

Ajena a esta polémica, mi ponencia se centró en enmarcar la tecnología blockchain en la LegalTech que existe actualmente y en la que se está gestando. Expliqué los distintos tipos de herramientas disponibles, los problemas que aquellas resuelven, y enseñé a los asistentes algunos principios básicos de design thinking, ya que en el Instituto de Innovación Legal lo consideramos como una fase previa y necesaria para la creación de cualquier nuevo producto o servicio LegalTech, esté o no basado en tecnología blockchain. Y para asegurarme de que ambos bandos en la sala se unían un momento, aunque sea en mi contra… les aseguré que no importaba la tecnología. Que al usuario únicamente le importaba que se resuelva su problema, y que la tecnología que estaba detrás de esta solución no era tan importante para él.

Participé también en una mesa redonda donde se debatió la relación entre LegalTech y  tecnología blockchain. Hemos intentado ver como se relacionan ambos fenómenos y estudiado qué puede pasar en el futuro entre esta interrelación.

De este debate hemos sacado en conclusiones que, si bien gran parte, por no decir la mayoría, de las herramientas LegalTech no necesitaban de tecnología blockchain, ésta última sí impactará de forma notable en determinados campos: el uso de los llamados smartcontracts se extenderá cuando se trate de contratos sencillos, básicos, como apoyo a la automatización de los mismos. Al mismo tiempo, blockchain es una tecnología que está ayudando a la evolución de las soluciones de e-discovery y evidencias certificadas, así como en todo lo concerniente sobre propiedad intelectual e industrial. Finalmente, la gobernanza corporativa se ve y se verá facilitada y mejorada gracias a soluciones legaltech que aprovechen la tecnología blockchain también. Esos serían, en principio, los usos más destacables del blockchain para la LegalTech.

Lo cierto es que este evento: “Legalize Blockchain: a blockchain conference for law and beyond” ha aportado tantas respuestas como nuevas preguntas ha generado. ¿Habrá que esperar a una segunda edición para obtenerlas? O, y así lo deseo, ¿será esta conferencia el embrión portugués del próximo Computational Law + Blockchain Festival de los Legal Hackers que, si bien tuvo lugar en más de 60 lugares del mundo, en 2018 no tuvo presencia portuguesa?

Intentaremos no comer demasiadas franceshinas esperando a que el maestro de ceremonias Joao Vieira dos Santos nos de la respuesta…

No sé lo suficiente como para pretender saber adónde se dirige el sector legal en relación con blockchain, pero de momento me quedo con lo que está ocurriendo ahora mismo y que para mí es muy positivo: la disrupción y la innovación.

Me explico: los apasionados de la LegalTech desde sus primeras (y oscuras) horas como yo, llevamos años hablando de ello, de los cambios en la sociedad, de la necesidad de cambios en el sector jurídico, y de que lo primero que debe cambiar, mucho antes de cualquier tecnología, son las personas. Algunos teníamos la sensación de estar pregonando en el desierto.

Pero ha llegado blockchain y la inmensa burbuja alrededor de ella. Y el ejercicio que han hecho y siguen haciendo muchos juristas para entender esta tecnología, les fuerza a romper y remover muchos de sus esquemas mentales. Este ejercicio no les deja indemnes: les deja libres de barreras, abiertos de miras, dispuestos a abrazar cambios y a evolucionar personal y profesionalmente para hacer lo que más les gusta: defender y asistir a los ciudadanos.

 

Por Laura Fauqueur, socia cofundadora del Instituto de Innovación Legal

Entradas relacionadas

Leave a Reply

*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com