ABOGACÍADIVORCIOSFAMILIA

Qué es la pensión de alimentos

By 9th octubre 2018 No Comments

Qué es la pensión de alimentos

La pensión de alimentos es aquella que se establece en favor de un pariente para su asistencia.

Tras los episodios de crisis matrimonial con hijos en común, suele imponerse al cónyuge no custodio la obligación de pagar una pensión de alimentos para contribuir con los gastos de la crianza de los hijos comunes.

Qué incluye la pensión de alimentos

Conforme determina el artículo 142 del Código Civil (CC), los alimentos incluyen lo indispensable para:

  • Sustento.
  • Habitación.
  • Vestido.
  • Asistencia médica.
  • Educación e instrucción.
  • Gastos de embarazo y parto.

Ciertamente, la obligación alimentaria está relacionada con el deber de asistencia que los parientes cercanos (de primer grado y cónyuges) tienen entre sí. Sin embargo, la pensión de alimentos se refiere más concretamente a la establecida en el convenio regulador o la sentencia de separación o divorcio en favor de los hijos comunes.

Gastos extraordinarios y pensión de alimentos

En principio, los gastos extraordinarios no entran en la obligación de alimentos. Sin embargo, nada impide que se establezcan previsiones en el convenio o sentencia que imponga la pensión.

De hecho, lo más habitual es establecer un régimen para tomar decisiones sobre estos gastos, así como un reparto proporcional de los mismos.

Prorrateo anual

Aunque la pensión de alimentos se defina en una cantidad mensual, es importante saber que esta representa un prorrateo anual. Esto implica que cuando, gracias al régimen de visitas, el alimentante tenga a su cuidado al hijo común (por ejemplo, en vacaciones), seguirá estando obligado a pagar la pensión.

Por tanto, en el supuesto de que el progenitor no custodio pase más tiempo con los descendientes la cantidad de la pensión no se verá reducida per se. El caso ocurre cuando el progenitor custodio encuentra un nuevo trabajo y el no custodio pasa a cuidar más horas al día al hijo común. El incremento del tiempo que pasa con sus hijos no le dará derecho a disminuir la pensión, si bien le permitirá instar una modificación de medidas.

Para ello es fundamental la asistencia de un abogado especialista en pensiones alimenticias, que le ayudará a adecuar la pensión a la nueva situación.

Hijos menores de edad

Las obligaciones alimentarias dependen del nivel económico del alimentante y las necesidades del alimentista. Sin embargo, cuando este es menor de edad no suele importar el nivel económico del primero.

Es decir, los efectos de la falta de recursos del progenitor-deudor solo se producen cuando:

  • Es tan grave que este está en la práctica indigencia.
  • El hijo ha alcanzado la mayoría de edad.

Esto se debe al carácter privilegiado de la pensión de alimentos.

La importancia de la pensión alimenticia

La pensión alimenticia tiene una función protectora de los hijos. Esta función, que deriva del artículo 39 de la Constitución, está especialmente respaldada por el ordenamiento jurídico. Lo que implica que la modificación, suspensión o extinción de la pensión alimenticia en detrimento del menor es prácticamente imposible.

Existen casos de suspensión del pago de la misma para evitar dejar al deudor en la absoluta indigencia. Sin embargo, en general, la jurisprudencia considera que los progenitores deben sacrificar sus intereses en beneficio de los hijos.

La pensión mínima

Otra consecuencia de la importancia de estas pensiones en nuestro ordenamiento es que la jurisprudencia evita las pensiones que estén por debajo del umbral de subsistencia.

La pensión mínima es un concepto jurisprudencial, que cubre la suficiencia de los alimentos del menor. Esta cantidad suele establecerse en 150 euros, al margen de los ingresos del alimentante. Siempre que sus ingresos lo permitan, la cantidad será superior, estableciéndose en torno al 30 % de los mismos.

Esto significa que el progenitor-deudor debe pagar esa pensión mínima incluso cuando no tenga ingresos. De modo que si no puede afrontar el pago de las pensiones alimenticias, debería tratar de modificarlas judicialmente.

Como decimos, en determinadas situaciones se permite solicitar una suspensión temporal. Para que esta se conceda son necesarias una situación ruinosa y un letrado habilidoso.

La cuantía de la pensión de alimentos

A la hora de calcular la pensión de alimentos hay que tener en cuenta los medios del alimentante y las necesidades del alimentista. De hecho, el artículo 147 del CC determina que su valor se altere proporcionalmente a la variación de las necesidades del acreedor y la fortuna del deudor.

Sin embargo, la determinación de la cuantía de la pensión de alimentos es objeto de una elevada litigiosidad. Esto tiene lugar, entre otras cosas, debido a lo prolongado de la obligación, que en algunos casos se llega a alargar unos veinte años.

He aquí la importancia de contar con un abogado especialista en divorcios que consiga negociar o defender una pensión suficiente pero no abusiva.

Las tablas del Consejo General del Poder Judicial

Es muy probable que la cuantía de la pensión de alimentos vaya variando durante la vida de la misma. Además, los criterios para calcularla no son unánimes. Sin embargo, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) dispone de unas tablas de cálculo frecuentemente utilizadas para calcular las pensiones alimenticias.

Estas tablas se utilizan en la aplicación informática de cálculo de pensiones alimenticias, que tiene en consideración datos como el tipo de custodia, el número de hijos o la residencia de estos.

Normalmente se utilizan los datos de esta aplicación a la hora de solicitar una pensión, pues tienen buena acogida por abogados, jueces y magistrados. Sin embargo, siempre pueden solicitarse otras cantidades.

Hay que tener en cuenta que las tablas del CGPJ excluyen los gastos de vivienda y educación, así como los derivados de necesidades especiales, que deberían reclamarse a parte.

Cómo establecer una pensión de alimentos

La pensión de alimentos se establece en el convenio regulador o en la sentencia de separación y divorcio. Es recomendable ser extremadamente previsor a la hora de establecerla, ya que las modificaciones posteriores podrían tener que pasar por los tribunales. Esto implicará la inversión de más tiempo y dinero.

Cómo encontrar al mejor especialista en pensiones alimenticias

Defender una pensión alimenticia justa requiere un profundo conocimiento del Derecho de Familia. Por eso, el mejor modo de lograrlo es contar con los servicios de un profesional especializado. En LexGo App puedes conseguir presupuestos de hasta tres expertos con tan solo rellenar nuestro formulario. Pruébalo gratis y encuentra al mejor especialista en pensiones alimenticias hoy mismo.

 

 

Por Adrián Garzón Ximénez

 

Entradas relacionadas

Leave a Reply

*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com